¿Qué necesitan las serpientes para vivir?

¿Qué necesitan las serpientes para vivir?

Qué necesitan las serpientes para vivir

A pesar de que viven en una gran variedad de hábitats y exhiben una increíble diversidad, todas las especies de serpientes comparten el mismo conjunto de necesidades básicas.

Como todos los animales, las serpientes requieren alimentos y agua en cantidades adecuadas, pero también necesitan refugio y acceso a las temperaturas apropiadas. Además, las serpientes deben defenderse de los depredadores, y han desarrollado una serie de mecanismos para hacerlo.

Presa apropiada

Todas las tres mil 432 especies de serpientes descritas actualmente consumen presas animales para alimentarse. Como grupo, las serpientes se alimentan de una increíble diversidad de criaturas, incluyendo mamíferos, reptiles, anfibios, insectos, arañas, ciempiés y alacranes.

Algunas especies se especializan en una presa, como las serpientes sureñas nariz de cerdo (Heterodon similis), que se alimentan casi exclusivamente de sapos, o las serpientes reinas (Regina septemvittata), que sólo consumen cangrejos recién mudados.

Otras especies comen casi cualquier cosa que puedan atrapar y dominar, como los corredores negros (Coluber constrictor), que consumen presas tan diversas como insectos, serpientes de cascabel y aves.

Serpiente bebiendo

Agua potable

Como todos los animales, las serpientes necesitan agua para sobrevivir. La mayoría de las especies terrestres el agua de lagos, ríos o charcos temporales. Las especies que viven en zonas con poca agua estancada, recogen el rocío o el agua de lluvia en la espalda, y luego beben una gota a la vez.

Por su parte, mientras que las serpientes que viven en agua dulce beben libremente, las serpientes marinas deben encontrar agua dulce para beber. Las serpientes marinas pueden beber de los charcos de agua de lluvia en las costas e islas; alternativamente, el agua de lluvia forma un "lente" en la superficie de las zonas tranquilas del mar, y las serpientes pueden beber esta agua antes de que se mezcle con el agua salada debajo de ella.

Refugio

Mientras que algunas especies como las serpientes marinas, que son especialmente pelágicas, viven la mayor parte de sus vidas lejos de cualquier tipo de estructura, la mayoría de las serpientes requieren algún tipo de refugio.

Las serpientes en algunas áreas deben evitar las temperaturas extremas, mientras que todas las especies tienen que esconderse de los depredadores y depositar sus huevos o dar a luz en una zona segura. Además, las serpientes utilizan una variedad de tipos de vivienda, incluyendo madrigueras, túneles, hojarasca, cuevas, huecos de árboles, rocas, macizos de vegetación, troncos y restos humanos.

Temperaturas adecuadas

Como animales endotérmicos, las serpientes requieren acceso a las temperaturas adecuadas. Para algunas especies, especialmente las que viven en los trópicos, las temperaturas ambientales son necesarias para mantener su cuerpo dentro del rango apropiado.

Otras especies deben ser capaces de tomar el sol o sentarse encima de una roca calentada por el sol para elevar su temperatura corporal. Por el contrario, las serpientes deben ser capaces de retirarse de temperaturas excesivamente altas, aventurándose bajo tierra o convirtiéndose a hábitos nocturnos hasta que disminuya el calor.

Protección de los depredadores

Muchas diferentes serpientes depredadoras cazan dondequiera que vivan; pero cada especie desarrolla su manera de defenderse. Muchas serpientes son extraordinariamente crípticas o reservadas, y tratan de evitar a sus depredadores por completo.

Otras dependen de la velocidad y la agilidad para escapar de los depredadores, mientras que otras se resisten a la tentación de huir, prefiriendo permanecer en el lugar y luchar. Incluso las serpientes no venenosas pueden infligir heridas dolorosas a un potencial depredador y la mayoría de las serpientes que muerden defensivamente también exhiben mecanismos poderosos antidepredadores, como la vibración de su cola o los silbidos.

Compártelo en tu red social: