Pitón reticulada

Pitón reticulada

Pitón reticulada

La pitón reticulada (Python reticulatus) ha cautivado siempre a su público con esa piel grande, musculosamente conformada, de magnífica iridiscencia y modelación maravillosamente modelada que le da nombre. Tradicionalmente ha sido considerada como una serpiente agresiva, de mal genio, pero ahora, debido a la cría en cautividad, tiene una nueva reputación de ser de fácil cuidado en cautiverio, muy inteligente y gratificante.

La pitón reticulada tiene una amplia gama de hábitat en el sudeste asiático, junto a la mayoría de las serpientes adoptadas como mascotas, procedentes de Indonesia y Malasia. Sus diferentes poblaciones son muy variables y se han dividido en subespecies separadas.

Disponibilidad

Ambos, pitones reticuladas importadas y criadas en cautividad, están comúnmente disponibles todo el año. Ejemplares de importaciones frescas son muy baratos, pero a menudo llevan pesadas cargas parasitarias y pueden tener dificultades para adaptarse a un entorno en cautividad.

Debido a grandes tamaños de embrague producidos por los criadores en cautiverio, hay un montón de crías de pitón reticulada saludables disponibles, que tienden a tener mejores temperamentos, así que realmente no hay necesidad de comprar los animales capturados en la naturaleza. Debido a la gran variedad de tamaños para adultos, temperamentos y coloración, asegúrese de que usted está comprando de un criador de renombre, que pueda proporcionar información detallada sobre los distintos animales que usted está considerando.

Tamaño

Las pitones reticuladas de China Continental (Python reticulatus reticulatus) están entre las serpientes más grandes del mundo, con ejemplos excepcionales registrados de 9,75 metros (32 pies) de largo y un peso de 159 kilogramos.

Estos ejemplares son excepcionales y muy raros, ya que el tamaño medio de los adultos está entre los entre los tres y los seis metros de largo. Por otro lado, varias poblaciones silvestres de pitones reticuladas tienen dimensiones de adulto mucho más pequeñas que las variedades "continente". Estas pitones reticuladas "enanas" han sido registradas con un tamaño máximo entre los tres y los 3,66 metros, y existen otras, "súper enanas", que aparecen a un máximo de 1,83 a 2,44 metros de largo.

Esperanza de vida

En promedio, las pitones reticuladas viven entre 15 y 20 años. Algunas serpientes individuales alcanzan los 25 o incluso 30 años de edad.

Enjaulamiento

El aspecto más importante de la introducción en jaulas de un ejemplar de esta especie es la capacidad de contención de forma segura del espacio. Bastidores ajustados o fuertes jaulas con cerraduras son una necesidad imperiosa.

Así, las pitones reticuladas adultas pueden ser alojadas en jaulas de 0,6 metros de alto por 0,91 de ancho y entre 1,83 y 2,44 metros de largo. Las serpientes más grandes, como es lógico, requerirán dimensiones mayores.

Sustrato

Como sustrato de la jaula puede emplearse periódico impreso y papel de periódico llano con gran éxito. Otras opciones incluyen álamo, temblón, mantillo de ciprés o cartón corrugado precortadas. El sustrato debe comprobarse diariamente durante la defecación o la micción, y reemplazarse en consecuencia.

Python reticulatus

Iluminación y temperatura

Una variedad de opciones existen para la calefacción de pitones reticuladas. Entre ellas destacan las almohadillas de calor, lámparas puntuales (siempre que se use un protector de la jaula para evitar lesiones) y paneles de cinta de calor. Un termostato de alta calidad es siempre una buena inversión para asegurarse de que se están proporcionando las opciones apropiadas para la termorregulación saludable.

La temperatura debe oscilar entre los 76 grados Fahrenheit en el lado frío y los 92 grados en un punto de acceso.

Alimentación

Las pitones reticuladas son muy orientadas a la comida, y les encanta comer. La mayoría de ellas comienzan tomando alimento vivo, pero una buena cantidad de su ingesta se puede transferir a los artículos congelados/descongelados y a presas recién muertas.

Si su pitón reticulada no está dispuesta a tomar el alimento congelado/descongelado en un primer momento, ofrézcalo de vez en cuando hasta que el animal lo empiece a aceptar.

No todas las pitones reticuladas cambian a alimento muerto y muchas requieren alimento vivo como fuente de alimento permanente.

Una buena regla de oro para alimentarlas es proporcionarles presas cuya circunferencia sea comparable a la parte más gruesa del cuerpo de la serpiente, cada siete o 10 días. Las pitones reticuladas alimentadas más a menudo crecen más rápido y pueden alcanzar longitudes superiores, pero las serpientes sobrealimentadas pueden desarrollar problemas de salud, como cualquier animal.

Pitones reticuladas

Sobre el agua, un gran plato con el vital líquido debe estar disponible en todo momento. Debe estar fabricado con materiales desinfectados, aptos para lavavajillas, y debe ser lo suficientemente pesado como para que no se pueda voltear fácilmente.

El plato de agua no tiene que ser lo suficientemente grande para que su serpiente se remoje, aunque las pitones reticuladas pueden ser remojadas durante unas horas en un recipiente separado o bañera, una vez que comienzan a mudar la piel. Esto, el remojo, las ayuda en el proceso.

Manipulación y Temperamento

Los bebés de pitones reticuladas pueden estar nerviosos por tener animales depredadores gigantes (como los humanos) en torno a ellos todo el tiempo y pueden silbar o incluso ir al ataque. No obstante, con un manejo diario suave, se vuelven muy confiados.

Las pitones reticuladas aclimatadas tienen una fuerte respuesta de alimentación, por lo que esperan que cada vez que se abre la jaula sean alimentadas y si lo que se quiere es tocarlas o manipularlas, se corre el riesgo de ser mordidos.

Una forma de que esto no pase es mostrarle a la serpiente que no está siendo alimentada, antes de intentar tocarla. ¿Cómo hacerlo? Una vía podría ser usar un rollo de toallas de papel, lo que no hará daño a los dientes de la serpiente si muerde, para acariciar a la serpiente en la parte superior de su cabeza hasta que se aleja y ya no está buscando un blanco para atacar y comer. Una vez que esto sucede, simplemente se puede recoger a la serpiente con la mano.

Una vez que están fuera de sus jaulas, las pitones reticuladas suelen ser muy receptivas a la manipulación. Cuando se trata de cualquier gran serpiente, es aconsejable tener un segundo controlador con experiencia presente y mantener la cabeza del animal apuntando lejos de usted y los demás en todo momento, especialmente si usted está manejando un animal que se asusta fácilmente.

Pitón reticulada grande

Pitones reticuladas enanas

Varias pitones reticuladas enanas han aparecido en la escena de cría, lo que ofrece una emocionante oportunidad de criar los morfos de diseño en un tamaño más pequeño para el mantenimiento más fácil por la mayoría de los aficionados.

Los morfos enanos resultantes son increíbles. Hay diferentes variedades de pitones reticuladas enanas que alcanzan diferentes tamaños en su fase de adultos, que van desde el más pequeño (llamado súper enanos).

Si estás pensando en comprar una reticulada enana, es importante saber qué tipo de enano es y qué porcentaje de sangre de enano tiene, a fin de estimar su tamaño adulto eventual. La ética del comercio de reptiles dicta que una pitón reticulada debe tener al menos 50 por ciento de la sangre Enano para ser etiquetada de esa forma. En general, cuanto mayor sea el porcentaje de sangre de Enano, más cara es la serpiente.

Compártelo en tu red social: