Pitón diamantina

Pitón diamantina

Pitón diamantina

De nombre científico Morelia spilota spilota, la pitón diamantina es una serpiente no venenosa, típicamente negra por encima, con un color crema o manchas amarillas en muchas de las escalas individuales, que forman una serie de patrones en forma de diamante.

Su superficie baja es generalmente crema o amarilla. En promedio, una pitón diamantina crece 1,8 metros. Sin embargo, se han documentado algunos ejemplares de hasta 2,8 metros.

Hábitat

Esta serpiente a menudo toma residencia en los espacios de techo de las casas particulares. Mucha gente no está interesada en tener este tipo de inquilinos, sin embargo, las serpientes llevan a cabo una tarea muy beneficiosa mediante la eliminación de las plagas de roedores no deseados. Una vez que este suministro de alimentos se ha agotado, las serpientes se trasladan.

Dieta

Las pitones son constrictoras, es decir, se enrollan alrededor de su presa y aprietan hasta que la ahogan.

Como la mayoría de otras serpientes, pueden tragar animales mucho más grandes que el diámetro de sus propias cabezas. Esto es porque los huesos del cráneo y la mandíbula inferior están ligeramente unidos entre sí por ligamentos, que permiten que los huesos se separen cuando una presa es ingerida.

Su piel también se expande y grandes presas forman una masa obvia en el cuerpo hasta que son digeridas.

Las pitones diamantinas se alimentan casi exclusivamente de pequeños lagartos. De adultos, este reptil se alimenta principalmente de aves y otros vertebrados, tales como ratas, ratones, zarigüeyas y bandicuts.

Reproducción

Como todos los pitones, la pitón diamantina pone huevos (ovípara) y las hembras se enroscan con sus bobinas encima de ellos para incubarlos y protegerlos.

Por puesta, una camada de pitones está integrada por entre 10 y 20 huevos generalmente. Cunado eclosionas, las pitones diamantinas jóvenes tienen una longitud entre 0,25 y 0,4 metros.

Compártelo en tu red social: