Curiosidades sobre las serpientes

Curiosidades sobre las serpientes

Curiosidades sobre las serpientes
  1. Las escamas de las serpientes se componen de un elemento llamado llamado queratina, que es lo mismo de lo que están compuestas nuestras uñas.

  2. Las serpientes pitones madres se enrollan en torno a sus huevos y hacen que sus cuerpos se estremezcan con el fin de calentarse a sí mismas y mantener los huevos calientes hasta que nazcan sus crías.

  3. La serpiente más grande es la pitón reticulada, que puede crecer hasta 10,05 metros o 33 pies de largo.

  4. La serpiente más gruesa es la Anaconda. El ejemplar más grande encontrado mide 1,11 metros o 44 pulgadas de grueso, lo cual la hace enorme e impresionante.

  5. La serpiente de rosca es la serpiente más pequeña. Esta mide sólo 10 centímetros (4 pulgadas de largo), cerca del el tamaño de un palillo de dientes.

  6. Las serpientes de vid son notables, ya que parecen tener visión binocular.

  7. Muchos entrenadores y cuidadores de serpientes consideran que las cobras son las serpientes más inteligentes, ya que son capaces de distinguir la diferencia entre su entrenador y extraños.

  8. El antiguo dios griego Esculapio, se pensaba que era un sanador de los enfermos y heridos. La gente iba a su templo a depositar sus ofrendas y esperarlo, o bien esperaba que se manifestara en sus sueños o enviase a algunos de sus siervos, serpientes, para ayudarlos. Un toque de la lengua bífida pensaba que era todo lo que se necesitaban para sanar. La serpiente de curación era la serpiente de Esculapio. Los romanos traerían a esta serpiente a sus templos en lugar de los sanadores griegos. Hasta el día de hoy, la serpiente de Esculapio forma parte de los símbolos que representan a los médicos y veterinarios. Cobra fingiendo muerte

  9. La serpiente nariz de cerdo, la de hierba y la Cobra expectorante fingen una falsa muerte cuando se sienten amenazadas. Se mueven de un tirón en la espalda, abren la boca y dejan que su lengua emerja, además de dejar salir algunas cosas de mal olor de su glándula anal. Sin dudas, nadie querría comer después de eso ni mucho menos acercarse.

  10. Una pitón reticulada, llamada Coloso, fue la serpiente más grande que ha vivido en un zoológico. Vivía en el zoológico de Pittsburgh, en Pensilvania. Clifford Papa, el autor de un libro titulado "Las serpientes gigantes" informó que Coloso midió cerca de 6,71 metros de largo cuando fue capturada en lo que hoy es Tailandia en 1949. Ocho años más tarde, llegó a 8,69 m de largo. Su cuerpo fue de 0,69 metros de espesor y su peso de alrededor de 145 kilogramos.

Compártelo en tu red social: