Cobra filipina

Cobra filipina

Cobra filipina

Hábitat

La cobra filipina, del norte de ese país, tiene el veneno más potente de todas las especies del género Naja. Esta especie en particular, es una serpiente nativa de esa región, bien fornida, que se encuentra mayormente en las islas de Luzón, Mindoro, Catanduanes y Masbate.

Características

Su longitud media es de 1,70 metros, aunque ejemplares de las poblaciones de la isla de Mindoro se sabe que han alcanzado los dos metros de longitud.

Su color es de marrón claro a medio, mientras que el color de un ejemplar joven tiende a ser un marrón más oscuro.

Las cobras filipinas del norte tienen de 23 hasta 20 filas de escamas alrededor del cuello, y 21 justo por encima de la parte media del cuerpo.

Dieta

Estas serpientes se alimentan de ratones, ranas y pequeños mamíferos.

Cobra venenosa de Filipinas

Reproducción

La hembra de cobra filipina pone los huevos en grupos de 10 a 20, con un tiempo de incubación de 60 a 70 días.

Veneno

El veneno es una neurotoxina que afecta las funciones cardíaca y respiratoria y puede causar neurotoxicidad y parálisis respiratoria, con la consecuente muerte en 30 minutos.

La mordedura causa daño sólo en un mínimo de tejido.

La cobra filipina es capaz de escupir su veneno hasta a tres metros de distancia.

Veneno de las cobras filipinas

Identificación

El patrón físico de las cobras filipinas adultas es uniforme, matizado por el color marrón en tono medio, aunque de vez en cuando puede haber variaciones más ligeras. Ejemplares jóvenes se presentan en marrón oscuro, con variaciones más ligeras, a veces una banda oscura detrás de la garganta.

Las escalas están en el orden de las 23-27 filas, usualmente 25, alrededor del cuello, 21 (raramente 23) justo por delante de la mitad del cuerpo; 182-193 ventrales, y 36-49 subcaudales.

Compártelo en tu red social: